Visita al Vaticano

Nuestra cita con el papa en el Vaticano era a eso de las 20:00 y como era también nuestro último día completo en Roma dejamos todas las cosas listas para salir el sábado temprano.

Pasamos a almorzar a un lugar que siempre tenia fila, el nombre no lo recuerdo pero queda en Trastevere, el barrio donde nos quedamos.

Pedimos pasta al pesto y el Carbonara, muy ricas y se notaba que era casero. Lo recomendaría si recordara el nombre 🙁

Ya rumbo a visitar el país del papa (el Vaticano) nos fuimos caminando y disfrutando de roma, es realmente una ciudad increíble y caminable por todo lo que te puedes ir encontrando en el camino.

Llegamos a la Basilica de San Pedro y con pesar porque habíamos leído que la entrada era solo con guía, pero ¡Sorpresa! el acceso es libre, liberado, gratis para todos los cristianos (y para los que no lo son también jajajaja) solo había que hacer una fila larguísima, pero que avanzaba rápido.
¡Menos mal! ya nos veíamos de vuelta en Santiago y enterandonos recién que el acceso era gratis.

En verdad la Basilica es inmensa, la más grande jamás vista por estos dos ojitos, habían representaciones inmensas de estatuas, pinturas, presenciamos una misa (no fuimos porque ya había empezado).

Bajamos a las tumbas de los papas, y vimos todas las tumbas

Un momento me sentí extraña porque pensaba si todo el oro y mármol allí… era “traido” de latinoamerica </3

Después comimos un pedazo de pizza cerca de allí y nos fuimos a nuestra cita en el Vaticano, sacamos hora por internet y entramos sin problemas.

Primero visitamos el museo Vaticano y realmente yo no tenia idea que eran museos en realidad…
yo ingenuamente pensé que vería la ropa del papa, sus accesorios ¡pero no! estaba mu equivocada.

El museo Vaticano tiene cosas que han “traido” o les han “regalado” (pongo entre parentesis porque en verdad no se si son robadas o ganadas)

Es inmenso el museo Vaticano, ya con todo el cansancio del día se nos hizo un poco pesado.

Habían cosas egipcias, mapas, y cosas propias de la iglesia. Hasta había un cuadro de Bottero y otro de Dali.

y para cerrar llegamos a la famosa Capilla Sixtina:

Era muy raro, porque sí, increíble y única pero había mucha gente hasta una señora vomito… no se podían sacar fotos y no le entendí mucho a la audio guía porque había mucho que explicar.

Así que me entregue a disfrutar solo observando, realmente se notaba el detalle y el talento de Miguel Angelo, un genio.

Nos fuimos muy agotados pero felices. Listos y mentalizados para seguir nuestro viaje por Italia.

Otros lugares imperdibles en Roma!

🌟Campo di Fiori, Plaza Navona, Villa Borghese

🌟Termas del Caracalla

🌟Visita al Coliseo

🌟Acueductos Romanos

 
 
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail